Terapia física acuática. Rehabilitación del daño cerebral (Hospital Aita Menni)

Las personas con daño cerebral que se benefician de esta terapia en la piscina dicen que sienten mejoría. Y sentirse mejor favorece su autoestima. Gracias a la flotación y a las propiedades físicas del medio acuático, pueden realizar ejercicios que les resultan muy difíciles o imposibles en tierra debido a la gravedad.